Declaratoria del Observatorio de Derechos Humanos de los Pueblos

Declaración de Oaxaca

Las organizaciones sociales y los y las participantes en el evento de creación del Observatorio de Derechos Humanos de los Pueblos, realizado en la ciudad de Oaxaca de Juárez, los días 13 y 14 de junio de 2016, presentamos a los pueblos de México, América Latina y el Caribe, las siguientes consideraciones y resoluciones.

Consideraciones

1. La violación sistemática y creciente de los derechos humanos de los pueblos oaxaqueños y otros pueblos de México, así como sus organizaciones sociales, es en extremo crítica. Es el resultado de las políticas impuestas por los poderes políticos y económicos locales, nacionales e internacionales, orientados por la acumulación de capital por despojo y la concentración de la riqueza en unos pocos. Esta situación se sustenta en estructuras de carácter neoliberal y patriarcal impuestas y una guerra abierta por los territorios debido al predominio del sector financiero, el extractivismo depredador, la explotación laboral y la mercantilización de bienes comunes, como la tierra, el agua, la educación y la salud, como parte fundamental del capitalismo cognitivo y totalitario contemporáneo.

2. En este contexto, se han ampliado y profundizado los tratados de libre comercio que no hacen otra cosa que aniquilar el mercado interno, producir una precarización e informalización laboral crecientes y debilitar la capacidad de los pueblos para resolver sus problemas de manera autónoma en sus territorios.

3. Las contrarreformas, llamadas “estructurales”, impulsadas por los gobiernos apuntan a ofrecer las condiciones para la expansión de la acumulación capitalista por despojo. No de otra forma entendemos las contrarreformas educativa, energética, laboral, de las pensiones, la cultura, la salud y la seguridad social que intenta imponer el Estado mexicano transnacionalizado.

4. Los pueblos organizados han venido expresando por distintos medios su resistencia a este proyecto de muerte, saqueo, desolación y desplazamiento violento. Como respuesta, el Estado criminal, paradójicamente, criminaliza la protesta social y la pobreza. Para esto se vale de la militarización y paramilitarización de la vida civil y la guerra contra un “enemigo interno”, definido por la Doctrina de Seguridad Nacional de Estados Unidos de América como hegemón del capitalismo mundial, que mezcla la lucha contrainsurgente y el supuesto enfrentamiento al narcotráfico, y termina en guerra sucia contra los pueblos, comunidades y organizaciones sociales y políticas, opuestas a ese modelo de acumulación clasista, como es caso actual de las maestras y los maestros en México.

Resoluciones

1. Constituir el Observatorio de Derechos Humanos de los Pueblos como una iniciativa de las organizaciones populares para vigilar, documentar, analizar, difundir, exigir y promover el ejercicio de los derechos humanos de los pueblos, la democracia participativa y la justicia, en los ámbitos local, nacional e internacional, en una perspectiva activa de construcción y profundización de la resistencia y la rebelión, y de la conformación progresiva y el fortalecimiento del poder popular.

2. Impulsar la comprensión de los derechos humanos como conquistas de los pueblos, y no dádivas de los detentores del poder político de turno ni de los centros de poder corporativo internacional. La perspectiva individualista de los derechos humanos, como parte de la imposición capitalista, ha mostrado sus límites, expresados en la desarticulación de los derechos y en la creciente ruptura de los lazos sociales comunitarios, como resultado del individualismo extremo, la competitividad excluyente y la confrontación por la supervivencia personal; en suma, una suerte de darwinismo social.

3. Reconocer la interdependencia de la especie humana y entre los seres humanos y la naturaleza. Esta condición hace al ser humano, al mismo tiempo, sujeto autónomo y miembro de un pueblo que lo antecede. La conciencia de pertenencia a ese pueblo, proporciona identidad y permite hacer referencia a los derechos humanos en un sentido colectivo, para todos y todas, lo que obliga al reconocimiento de la diversidad de seres, culturas y saberes.

4. Construir una democracia participativa basada en el reconocimiento mutuo y el respeto a las diferencias, incluida la diversidad sexual, con una articulación profunda entre solidaridad, autonomía, justicia e igualdad entre etnias y entre hombres y mujeres. La democracia se sustenta en las asambleas de los pueblos, practicada de manera directa, horizontal y colectiva, para construir una nueva representatividad e institucionalidad estatal, que supere clientelismo, el corporativismo, los votos comprados de la falsa democracia representativa.

5. Propiciar la lucha por los bienes comunes y colectivos, en una relación con la naturaleza que implica respeto y cuidado del territorio, con base en el ejemplo de las culturas originarias y la creación artística y el patrimonio tangible e intangible. Desde una comprensión de los derechos de la naturaleza y de la interdependencia de los derechos humanos, es posible construir un nuevo proyecto civilizatorio que supere los desastres generados por el capitalismo contemporáneo.

6. Impulsar una justicia que afronte la corrupción estructural y la impunidad, y garantice la verdad, la sanción a los responsables, la reparación integral a las víctimas y la no repetición, para lo cual el Observatorio, desde los pueblos y con los pueblos, realizará un monitoreo minucioso de todo tipo de violaciones a los derechos. Al mismo tiempo, construir una justicia que, en la perspectiva de los derechos interdependientes y del derecho crear derechos, apunte a la vivencia plena de la igual dignidad de las personas y de los pueblos, como referente de la equidad, el reconocimiento de las diferencias humanas y el buen vivir.

7. Fomentar la formación de monitores de derechos humanos provenientes de los pueblos y las comunidades, como estrategia de multiplicación y consolidación del Observatorio.

8. Convocar a los pueblos hermanos latinoamericanos y del Caribe a vincularse con decisión y acción a esta iniciativa, a través de la conformación de capítulos nacionales. Para ello se propone conformar una red de monitoreo y compromiso por los derechos humanos de los pueblos, con lazos fuertes y dinámicos, nacionales e internacionales, que permitan construir futuro y visión propia desde nuestras culturas, identidades y memorias colectivas.

El Observatorio de Derechos Humanos de los Pueblos se instala hoy para construir desde hoy, el mañana. Será un instrumento de realización de la solidaridad, la autonomía, la igualdad, la justicia y la paz. Espera ser un aporte para la transformación de un mundo, hoy plagado de injusticias y exclusión, hacia una sociedad democrática e incluyente, capaz de reconocer la diversidad humana y hacer prevalecer la vida sobre la muerte y la destrucción.

Oaxaca de Juárez, Ciudad de la Resistencia, junio 14 de 2016.

Vídeos

Acciones urgentes

Alto a las acciones de los grupos paramilitares que amenazan la vida de las y los habitantes de las comunidades de San José de Apartadó, Colombia

A la Comunidad Internacional HECHOS Desde el 7 de septiembre la presencia paramilitar avanza nuevamente por varias veredas de San José de Apartadó. El grupo paramilitar con por lo menos 50 hombres con armas largas y que se hace llamar autodefensas gaitanistas de Colombia ya hace presencia en las veredas Arenas Altas, Resbalosa y El Porvenir. Bajo la consigna “ahora sí vinimos para quedarnos” pasan casa por casa por estas veredas informando su presencia y anunciando que desde ahora ellos son los que van dominar el territorio. Ya desde el martes 7 de septiembre, están asentados en Arenas Altas, allí, ya anunciaron además operativos en Saiza, motivo por el cual, ya se presentan algunos desplazamientos de varias familias a los cascos urbanos de Urabá. CONTEXTO Ha sido innumerables las  ocasiones en que la Comunidad de San José de Apartadó, haseñalado la presencia y el accionar paramilitar, a lo que el gobierno y la Brigada17 del ejército colombianos han desconocido, habiendo alrededor de 200 muertos. ANTECEDENTES Desde el pasado 20 de marzo se presenta una fuerte presencia paramilitar en las veredas la Esperanza, La Hoz, Rodoxalí y El Porvenir. Esta situación ha infundido el miedo y la zozobra entre los habitantes de dichas veredas. En los últimos meses este grupo ha sido responsables de daños a propiedades, amenazas de muerte hacia algunos líderes comunales, hostigamientos verbales y torturas contra algunos moradores. Es necesario mencionar y recordar que la presencia armada de estos grupos siempre ha sido denunciada sin que hasta el momento las autoridades intervengan contundentemente para proteger a la población. El 31 de marzo, fue decretado un paro armado de varios días en diferentes regiones de Colombia, acción atribuida al grupo paramilitar denominado Autodefensas Gaitanistas de Colombia o Clan Úsuga. Durante estos días se evidenció el sometimiento de las fuerzas del Estado frente a la capacidad armada de esta organización. Así, dicho grupo fue responsable de numerosos hechos delictivos (como amenazas, asesinatos selectivos, quema de vehículos) que sembraron el terror en la población, paralizaron el comercio y la movilidad de gran parte del territorio nacional. Se conoció que el 5 de abril de 2016, la Defensoría del Pueblo y otras organizaciones asistieron a las veredas Rodoxalí y La Hoz con el objetivo de realizar una visita de orden humanitario. Mientras se dirigían a la región comprobaron la fuerte presencia paramilitar. El día 17 de abril de 2016 aparecieron varias paredes pintadas con mensajes alusivos a las Autodefensas Gaitanistas de Colombia al interior de la Comunidad de Paz y dentro del Casco urbano del corregimiento de San José de Apartadó. En este sentido nos preocupa la facilidad para actuar y llevar a cabo acciones armadas con la que cuentan estos grupos en una región donde existe un contingente militar amplio y altamente equipado (Batallón Voltígeros). EXIGIMOS: Que se garantice la vida y la integridad de las y los habitantes de San José de Apartadó. Que se activen de manera inmediata los mecanismos y protocolos de verificación y protección de derechos fundamentales de las personas, líderes comunitarios y defensores de derechos humanos de la comunidad campesina de San José de Apartadó. Salida inmediata de los grupos paramilitares de la comunidad campesina de San José de Apartadó. Que el Estado colombiano garantice el derecho a la PAZ del pueblo de San José de Apartadó, Colombia.                   Con copia a: PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA JUAN MANUEL SANTOS \n Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. VICEPRESIDENTE DE LA REPÚBLICA GERMAN VARGAS LLERAS \n Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. PROGRAMA PRESIDENCIAL DE DERECHOS HUMANOS Y DE DERECHO INTERNACIONAL HUMANITARIO. Vicepresidencia de la República ALMA VIVIANA PÉREZ \n Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. DEFENSORÍA DEL PUEBLO PROCURADOR GENERAL DE LA NACIÓN Señor Alejandro Ordoñez \n Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. \n Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. FISCALÍA GENERAL DE LA NACIÓN EDUARDO MONTEALEGRE LYNETT \n Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. \n Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. OFICINA EN COLOMBIA DEL ALTO COMISIONADO DE NACIONES UNIDAS PARA LOS DERECHOS HUMANOS \n Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. • JORGE ENRIQUE CALERO CHACÓN Defensor Delegado para la Prevención de Riesgos de Violaciones de DDHH y DIH. • WILLIAM GONZÁLEZ DE LA HOZ. Defensor Regional de Urabá • MARIA CLARA MARTÍN. Jefa sección America-Division de Operaciones sobre el Terreno y Cooperación Tecnica. Oficina del alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Ginebra-Suiza. • Organización Nizkor para los Derechos Humanos. \n Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. •Federación Internacional de Defensores de Derechos Humanos (FIDH). • Corporación Jurídica José Alvear Restrepo • Corporación Jurídica Libertad. • Comité Permanente para los Derechos Humanos de Antioquia.

Comunicados

Urge diálogo con el magisterio disidente

Oaxaca de Juárez, Oaxaca, México a 20 de junio de 2016. Boletín de Prensa Consejo Asesor del Observatorio en Derechos Humanos de los Pueblos Urge diálogo con el magisterio disidente.

Creación del Observatorio de Derechos Humanos de los Pueblos

En línea

Hay 4 invitados y ningún miembro en línea